Central térmica de Boroa

Las centrales de ciclo combinado para producir electricidad han resucitado en España

La producción de electricidad con ciclos combinados en España ha repuntado en los últimos dos meses a su mayor nivel desde septiembre de 2011, impulsada por el mal desempeño hidráulico y la parada de la central nuclear de Cofrentes.

Las centrales de ciclo combinado accionadas con gas para producir electricidad han resucitado en España este otoño. No en vano, la generación desde octubre de esta tecnología está en su máximo nivel desde hace más de seis años, según los datos ofrecidos por el operador del sistema Red Eléctrica. Para ver una producción superior a los casi 4.000 gigavatios hora de octubre o los más de 4.500 GWh de noviembre, hay que irse hasta septiembre de 2011.

Y la situación no ha variado en los primeros días de diciembre. El pasado lunes, el operador del sistema gasista informaba de que ese día se había registrado el mayor consumo de gas desde enero de 2011. Enagás achaca parte del pico de demanda visto esta semana a “las mayores entregas de gas natural para generación de electricidad”. Estas se ven impulsadas por “una alta demanda de electricidad, una baja generación eólica e hidráulica y la indisponibilidad de una central nuclear en España”.