Architectura bioclimática: paneles solares

Principios básicos y futuro de la arquitectura bioclimática

La arquitectura bioclimática es un tipo de diseño de construcciones que toma el medioambiente como un elemento más. Las condiciones climáticas de la zona, los recursos del entorno, la naturaleza… todo se tiene en cuenta a la hora de establecer una construcción bioclimática.

Podemos decir que en lugar de destruir la naturaleza para construir, se construye mano a mano con ella. Esto reduce enormemente el impacto medioambiental, lo cual liga íntimamente a la bioclimática con el ecologismo.

Ya hemos hablado en el blog acerca de un tipo de construcción con bioclimatización en nuestra entrada sobre las passivhaus.

Principios básicos

Pese a que el término “arquitectura bioclimática” es bastante reciente y no se ha empezado a implementar como campo de desarrollo hasta hace unos años, los principios básicos sobre los que se sustenta no son nada nuevo. Muchos arquitectos, técnicos, e ingenieros han buscado en el pasado las formas de tener en cuenta las condiciones climáticas para construir mejores edificios: por ejemplo, orientándolos en base a los movimientos del sol.

De hecho, desde que en 2013 se estableció como obligatoria la Certificación de Eficiencia Energética, se descubrió que mucha de la arquitectura vernácula existente en zonas no urbanas de España, tenía una mejor puntuación que las construcciones modernas. Por ejemplo, las pallozas prerromanas de Lugo, o las casas-cueva en Granada.

Sin embargo, la arquitectura bioclimática tal y como la conocemos en la actualidad, va mucho más allá. No sólo busca que las construcciones sean respetuosas con el medioambiente y aprovechen fuentes de energía sostenibles, sino también que el propio proceso de construcción sea eficiente a todos los niveles y poco invasivo con la naturaleza.

El impacto cero es imposible, pero es el ideal que vertebra a este tipo de diseños.

El futuro de la arquitectura bioclimática

Según la Agencia Internacional de la Energía, el 39% de las emisiones de CO2 proceden de las edificaciones y del sector de la construcción, que además, unidos, consumen el 36% de la energía del planeta. Por eso es fundamental que la arquitectura y la ingeniería avancen hacia la sostenibilidad. Para paliar los efectos del cambio climático y asegurar la integridad del entorno en el futuro.

Mediante estos innovadores y nuevos conceptos arquitectónicos, se pretende minimizar las emisiones de gases de efecto invernadero y la huella hídrica.

No sabemos con certeza cuál será el futuro de la bioclimática, pero sí sabemos que la bioclimática es el futuro. Este tipo de arquitectura forma parte de la idea global de progreso: los espacios ya no serán simplemente habitables, sino también eficientes.

  • Diseño: los edificios e infraestructuras tendrán las formas y orientaciones adecuadas para adaptarse a la luz y al viento.
  • Materiales: los materiales naturales y autóctonos serán los protagonistas en la arquitectura de cada lugar, correctamente aislados del ruido y del frío.
  • Exteriores: los jardines y terrazas ya no serán puramente decorativos, sino que además ayudarán a regular la temperatura y a facilitar la protección del hogar.
  • Energía: los edificios serán energéticamente eficientes y sostenibles. Este tipo de edificios ya son una tendencia al alza en la actualidad, lo que demuestra que este es el camino que se va a seguir.

Sin duda, construir con consciencia es la nueva y más eficiente forma de construir, y en Keyplan estamos preparados para asumir los retos que suponga.